Skip to main content

Compartir unos días de desconexión con tu mascota es una experiencia fantástica. Pero debemos ser conscientes de que viajar con un perro conlleva alguna obligación y preparación.

Lo primero es asegurarnos que el hotel, apartamento o camping al que vayamos permite mascotas (pet friendly).

Para viajar en avión debemos contratar el servicio de mascota en cabina; existen compañías que lo permiten hasta 8kg e incluso hasta 10kg, pudiendo viajar con nosotros en un bolso de viaje.

Si vamos a realizar un viaje en coche debemos preparar un transportín o tener el sistema de seguridad que conecta un arnés al enganche del cinturón de seguridad para que viaje en los asientos traseros.

Recuerda prepararle un envase con la comida que va a necesitar durante los días que estés fuera y sus bolds para el agua y el pienso. Una manta o colchoneta fina a modo de cama también será interesante para que pueda acostarse.

Llevar un pequeño botiquín siempre es recomendable por si tenemos algún accidente. Podemos preguntar a nuestro veterinario que nos recomiende los medicamentos básicos para primeros auxilios.

Debemos pensar que disfrutar de nuestro Schnauzer en largos paseos y excursiones, serán actividades habituales y es probable que en muchos casos los hagamos en plena naturaleza. Contar con un kit de limpieza es un acierto por si se nos mancha, se le pegan plantas, se enreda, o coge mal olor. Necesitaremos una carda, peine, acondicionador en spray, champú en seco o toallitas húmedas, y desodorante.

¡Prepárate y disfruta de unas buenas vacaciones con tu mejor amigo!

Translate »