Skip to main content

LA ALIMENTACIÓN DESDE CACHORRO DE UN PERRO SCHNAUZER

La alimentación de tu Schnauzer desde cachorro es un aspecto crucial para garantizar su salud, crecimiento y bienestar a lo largo de su vida. Existen pautas y consejos clave para proporcionar a tu pequeño amigo de cuatro patas una dieta equilibrada y adecuada desde sus primeros meses de vida. La elección de los alimentos y la atención a sus necesidades nutricionales específicas son fundamentales para que tu Schnauzer se convierta en un perro fuerte y saludable. ¡Descubre con Tajinastes cómo cuidar de su alimentación desde cachorro!

Con la experiencia de más de cuarenta años conviviendo con nuestros perros, que estuvieron siempre en nuestra vida familiar y pasando por el conocimiento de distintas razas, podemos decir que hemos probado casi todos los distintos tipos de alimentación y su repercusión en la salud de nuestros amigos, estudiándolo especialmente en el desarrollo de los cachorros que desemboca, habitualmente, en una vida larga y saludable de los ejemplares.

En nuestros principios teníamos que alimentar a nuestros perros a base de guisos de arroz o pasta, con aceite, verduras y carne; porque no existían comidas preparadas, arriesgándonos a no darles una alimentación suficientemente equilibrada. Entonces con nuestra intención de tenerles lo mejor posible, les añadíamos vitaminas y recuerdo nuestra insistencia en el calcio, que a veces perjudicaba más que lo que les beneficiaba.

Con el tiempo fueron apareciendo las famosas salchichas de alimento húmedo y los primeros piensos, que solo usábamos en caso de necesidad, por ejemplo en los viajes, primero por su coste y después por que no estaba desarrollada la industria de los piensos suficientemente como para poder considerarla una alimentación completa. Con el paso de los años, fueron haciéndose habituales, así que nos ocupamos de informarnos, asistir a charlas y  probar la calidad de las mejores marcas que iban saliendo al mercado.

A la familia le cambió la vida, la nevera ya no estaba ocupada en su mayor parte por el alimento de nuestros perros, y el tiempo diario que ocupaba hacer la comida, se cambió por dedicárselo a su atención y juego. De forma que pudimos empezar a pensar en disfrutar de tener algunas camadas al año de nuestros animales de compañía.

Nuestro criadero en la actualidad y con la seguridad de los resultados comprobados ya desde hace años, alimenta a los ejemplares de schnauzer miniatura con productos de la casa ARION, con excelentes resultados en sus distintas fases de la vida, manteniéndoles saludables, fuertes, activos y con la piel y pelaje en perfectas condiciones.

¿QUÉ COME MI CACHORRO DE SCHNAUZER?

Centrados en la cría del schnauzer, fuimos comprobando lo importantísimo que era la alimentación de nuestros cachorros, no solo para su buen desarrollo en las primeras fases de vida. Los cachorros de schnauzer bien alimentados, crecen fuertes y de adultos llevan una vida enérgica y saludable.

Procuramos que nuestros cachorros de schnauzer, en las primeras cuatro semanas de vida estén alimentados exclusivamente de la leche de su madre, siendo muy importantes los primeros días en que la alimentación materna les ofrece el calostro, que les inmuniza contra distintas posibles enfermedades infecciosas. Solo alimentamos con leche maternizada ARION, total o parcialmente cuando la madre está incapacitada físicamente para hacerlo.

¿CUÁNDO DEBEMOS HACER EL CAMBIO DE ALIMENTACIÓN Y DESTETE DE MI SCHNAUZER?

El destete paulatino de nuestro cachorro de Schnauzer lo iniciamos cumplidas las cuatro semanas de vida, y lo hacemos con el pienso ARION PREMIUM STARTER, que minimiza el estrés producido en el cachorro por el paso del alimento de líquido a sólido, por su alta digestibilidad y su gran aporte energético. No lo mantenemos con este alimento más allá de las 8 semanas, porque podría perjudicarle el exceso energético al desarrollo de sus articulaciones y estructura ósea.

Los primeros días de iniciar la alimentación con pienso a nuestros cachorros de schnauzer, tratamos de que les sea lo más agradable posible, les ofrecemos poca cantidad y nos ocupamos de remojárselo y convertírselo en una agradable papilla.

Jugando investigan que es lo que les ofrecemos y empiezan a comer con gusto, además así evitamos que se puedan atragantar con los granos. Aumentamos poco a poco  la ración hasta conseguir destetarlos y separarlos de su madre con naturalidad y sin ningún trauma.

¿CUÁNDO DEBEMOS HACER EL CAMBIO DE ALIMENTACIÓN A FASE DE CRECIMIENTO DE MI SCHNAUZER?

A partir de las 8 semanas, que iniciará nuestro cachorro de schnauzer su fase de crecimiento, lo alimentamos con el producto puppy de ARION, hasta su cumplimiento del año de edad, o hasta el tiempo que considere nuestro veterinario, según la situación individualizada de cada ejemplar. Este periodo de crecimiento es muy importante en la vida y desarrollo de nuestro schnauzer, la experiencia de largos años en Exposiciones Caninas de Belleza que nos ha llevado a grandes logros, habiendo alcanzado el reconocimiento de nuestros numerosos ejemplares como Campeones de España, China, Italia, Portugal, Campeonatos de Europa, Campeonatos del Mundo, etc.; sabemos que, si importante es su genética no lo es menos su cría y alimentación.

Siendo nuestro Afijo TAJINASTES uno de los criaderos más reconocidos y premiados del mundo, no podemos dudar en dar la mejor alimentación existente en el mercado, porque de ello depende el crecimiento idóneo y sano de lo que más nos importa, nuestro schnauzer.

¿CUÁNDO DEBEMOS HACER EL CAMBIO DE ALIMENTACIÓN A LA FASE DE ADULTO DE MI SCHNAUZER?

Cuando nuestro schnauzer alcanza su estado adulto, pasamos a alimentarlo con alguno de los distintos paladares o especialidades de los piensos para adultos ARION TITANIUM. Habitualmente podemos considerar que nuestro schnauzer es adulto aproximadamente al cumplir el año de edad. No podemos bajar la guardia, nuestro schnauzer sigue necesitando que le demos la mejor alimentación existente.

De todos es sabido el éxito y numerosos premios recibidos en Competiciones de Peluquería Canina en todo el mundo, logrado con mucho trabajo, sentido de la estética y experiencia. Pero no es menos cierto, que no se podrían lograr esos excelentes resultados si nuestros schnauzer no estuvieran en perfecta forma física, con una piel totalmente sana, y un pelo duro, fuerte y brillante. Reunir todas esas condiciones solo se consigue si detrás hay una muy buena alimentación de nuestros schnauzer estrellas. 

¿CUÁNDO DEBEMOS HACER EL CAMBIO DE ALIMENTACIÓN A LA FASE SENIOR DE NUESTRO SCHNAUZER?

Al cumplimiento de sus 10 o 11 años empezamos a ayudarle a mantenerse en forma y saludable el mayor tiempo posible. A nuestro amigo schnauzer le proporcionamos un pienso específico para aportarle todo lo necesario con la intención de que lleve una vejez digna y saludable. Le damos el Alimento Sénior de ARION.

En esta fase de nuestro schnauzer vigilamos a menudo y concienzudamente su boca, aunque es cierto que una buena alimentación continuada evita bastantes de los problemas bucales, sarro, piezas dentales en mal estado…; estamos muy atentos y le sometemos a revisiones por parte de nuestro veterinario, para mantenerle en el mejor estado físico posible. Cuando detectamos que le cuesta comer el pienso seco, le ayudamos humedeciendo su ración para que le sea más fácil tomar la cantidad suficiente para su correcto mantenimiento.

¿CÓMO HACEMOS EL CAMBIO DE ALIMENTACIÓN DE NUESTRO SCHNAUZER?

Siempre que vamos a hacer un cambio de alimentación a nuestro schnauzer, tratamos de ser muy cuidadosos en que sea un cambio lento, tanto si hablamos del destete, o cualquier otro cambio en sus distintas fases de crecimiento. Vamos añadiendo unos granitos del nuevo pienso al habitual y cada día será un poquito más del nuevo y poquito menos del antiguo, hasta que solo ponemos el correspondiente a su nueva fase de crecimiento. Lo hacemos de esa manera en primer lugar para que vaya acostumbrándose a la nueva textura, tamaño y sabor del nuevo grano del pienso, y especialmente para que su sistema digestivo se adapte poco a poco a los nuevos componentes alimenticios. De esta manera es un cambio que nuestro schnauzer admite sin problema y evitamos los tan temidos vómitos y diarreas.

No está de más apuntar que a nuestros schnauzer los observamos a la hora de ponerles la ración correspondiente de alimento, pues puede haber pequeñas diferencias en cada ejemplar, necesitando algo más o menos de la ración establecida. Algunos son más glotones y hasta más competitivos a la hora de comer, en esos casos les ponemos unos platos especiales destinados a evitar que coman compulsivamente, el recipiente tiene como una especie de laberinto donde está la comida que él tiene que ir sacando de entre esas pequeñas paredes. Señalo que en el caso de los cachorros suele suceder mientras convive la camada junta y todos parecen luchar por la comida como si no hubiera un mañana. Cuando nuestro cachorro se va a casa de su nueva familia, se suele relajar, porque ya no compite por comer más que los demás, actuando con total normalidad.

¿POR QUÉ NO DAR COMIDA A NUESTRO SCHNAUZER CUANDO ESTAMOS EN LA MESA?

Cuando nuestro cachorro de schnauzer llega a su nuevo hogar es travieso y juguetón, siempre dispuesto a descubrir y a interactuar con todos los miembros de la familia. Intenta jugar, dormir y hasta comer con nosotros. Lo que le permitimos hacer lo hará para siempre, por eso debemos ser conscientes de que en un primer momento nos puede hacer gracia que nos pida comida, pero debemos ser estrictos si no queremos, que con el tiempo, nos pueda molestar a nosotros y a nuestros invitados, el que esté insistentemente pidiendo comida, sin dejar desarrollar correctamente el momento de la comida familiar. A la larga lo que conseguimos es tener que encerrar a nuestro amigo para que no moleste y separarle de nuestra compañía.

Si le dejamos comer de nuestra comida, podemos variar el equilibrio alimentario del pienso que facilitamos a nuestro schnauzer, y no será extraño comprobar cómo, alimentos no adaptados a su sistema digestivo, le producen desarreglos intestinales con vómitos y diarreas.

Si desde el primer día que viene a casa nuestro schnauzer, aprende que su comida está disponible en su plato y que, si en ocasiones, se le premia con una golosina apropiada para él, también se le pone en su plato, y nunca coincidiendo con la hora de la comida familiar, él lo aprenderá sin ningún problema y no habrá inconveniente alguno para que disfrute de nuestra compañía mientras estemos en la mesa. Sobre todo, evitaremos producirle trastornos alimenticios indeseados.

En resumen, la alimentación desde cachorro de tu Schnauzer es un compromiso fundamental que marcará el rumbo de su salud a lo largo de su vida. Recuerda consultar con un veterinario para obtener recomendaciones específicas según la edad y las necesidades individuales de tu mascota. Con una dieta equilibrada, amor y cuidado constante, podrás disfrutar de años de compañía y alegría junto a tu leal Schnauzer, sabiendo que estás brindándole la mejor base nutricional para un futuro saludable y lleno de energía. ¡Tu cachorro te lo agradecerá con su cariño y vitalidad inquebrantables!